ImaginaTiempoyEspacio.com Outsourcing en mercadeo, comunicacion e imagen
  • MUJER EN INNOVACIÓN TECNOLÓGICA – Inspiración, entrega y conocimiento. Dar el salto hacia adelante en el momento oportuno.

    1
    scissors

    GABRIELA COUTO Uruguaya Consultora Internacional en Innovación      * 10 años de experiencia en proyectos de       innovación internacionales     * 12 años de participación en actividades de       empresas del núcleo familiar     * 9 años de experiencia en programas de       apoyo a la innovación en empresas     * Responsable por la formulación de más de       30 proyectos de empresas innovadoras de       Uruguay  con tasa record de aprobación       consecutiva (100% durante 3 años)     * 3 años de experiencia como investigadora en       biotecnología     * Habilidades personales:  analítica, creativa,       participativa, emprendedora, trabajo en en       equipo, capacidades de vinculación y       teambuilding     * Mantiene una red de contactos a nivel de       universidades, organizaciones       empresariales, consultores y gobierno de       diversos países     * Educación: Ingeniera Agrónoma (Uruguay),       Biotecnología (USA), Administración de       Empresas (España)*Por Gabriela Couto – URUGUAY

    Quisiera compartir con ustedes el aprendizaje de creer en mi misma… valorarme… para lograr evolucionar a nivel laboral y personal. Empieza esta experiencia por creer que mi evolución laboral se basaba en estar vinculada a una organización de prestigio, con trayectoria y renombre. Termina por convencerme de que eso que creía un tesoro solo era una sombra que me opacaba y no permitía mi desarrollo.
    Claro, un edificio moderno, con salas de reuniones equipadas y mesas de cristales con sillones de directorio eran todos muy tentadores. Ni que hablar la vista al parque y el mar a lo lejos. Creía que en esa organización y en ese lugar, solo ahí, podría desarrollarme y ser  reconocida profesionalmente. Esta es una historia personal de 10 años bajo el paraguas institucional a una nueva aventura emprendiendo mi propia consultora en la selva del cemento.
    En fin, el mundo laboral en el área de innovación tecnológica es otra más de tantas áreas en las que principalmente participa el género masculino. Sin embargo, hay un cambio en las generaciones porque naturalmente se está tendiendo a trabajar mejor con características del género femenino que les pasaré a explicar.
    Que es la innovación tecnológica? Se entiende por innovación tecnológica la actividad cuyo resultado sea un avance tecnológico en la obtención de nuevos productos o procesos de producción o mejoras sustanciales de los ya existentes. Se considerarán nuevos aquellos productos o procesos cuyas características o aplicaciones, desde el punto de vista tecnológico, difieran sustancialmente de las existentes con anterioridad.
    Es importante tener clara la diferencia de lo que es innovación a lo que pueda ser una invención. Innovación es la aplicación de nuevas ideas, conceptos, productos, servicios y/o prácticas, con la intención de ser útiles para el incremento de la productividad. Un elemento esencial de la innovación es su aplicación exitosa de forma comercial. No solo hay que inventar algo, sino hay que introducirlo en el mercado para que esto sea efectivamente una innovación por la cual alguien está dispuesto a pagar por ello.
    En la innovación tecnológica juegan un rol importante una diversidad de actores, principalmente el Estado, la ciencia y la industria. Lo interesante es que cada uno de estos actores tiene de por si su propia ideosincracia, cultura, intereses y expectativas con respecto a las innovaciones. Entonces, los que actuamos de catalizadores, traductores de culturas y conciliamos los intereses somos los gestores en innovación.
    Para esto son importantes en el/la gestor/a de innovación ciertas características como la capacidad de armar y mantener redes de contactos, generar vínculos, negociar y ganar todas las partes y estar ampliamente informado de lo nuevo en el mundo. Otras características, que suelen ser innatas en el género femenino, como la comprensión, la sociabilidad para relaciones públicas y la conciliación entre las partes. Todo lo anterior obviamente aderezado con ética y responsabilidad como principios básicos de la profesión.
    En mi experiencia como gestora de la innovación, he aprendido que además es necesario condimentar con sabores de la curiosidad, la aventura y el riesgo. Si se analiza todas estas características en su conjunto, podemos abstraer las características de un verdadero emprendedor/a. Ahí es donde comienza mi aventura, especialmente con un gran toque de suerte que fue el de sobrevivir a la crisis económica del 2002 en mi pequeño país Uruguay.
    En esa época yo buscaba la felicidad, la libertad y ser dueña de mi propia vida. Sin embargo, durante la crisis me abracé a la institución y trabaje ad honorem durante un año porque estaba convencida de que si demostraba mi ahínco, mi situación mejoraría cuando volveríamos a ser apoyados económicamente de alguna forma u otra.
    Sin embargo, años después mirando para atrás, suspiraba con gran aliento al descubrir que el mayor provecho que extraje de ese año fue la fortaleza para encarar el temporal, sostenida en mis propias convicciones, positivismo, espíritu emprendedor y que finalmente lo logré sola, en mi medio tiempo que exploraba otras oportunidades. Pasaron los años y fui generando ingresos y nuevos negocios para donde trabajaba en la institución.
    En los años siguientes, cuando la situación cambió y el paraguas institucional estaba fuerte económicamente  y veían que firmaban continuamente cheques para actividades de los proyectos que yo conseguía, decidieron que era hora de contratarme como funcionaria de la institución. Nadie se acordaba de reconocer mi ahinco ad honorem,  más lo que tuve que invertir  y el empeño en sacar adelante servicios para finalmente ver un retorno a largo plazo.
    Ante la imposibilidad de escucharme con  una propuesta diferente, mixta, y con incentivos en base a resultados obtenidos, llegó el momento de tomar una decisión. Esta fue largarme a la intemperie sola y sin respaldo institucional, cabizbaja y encogida. Lo primero que hice, frente a esto, fue hacer un viaje para visitar a mi hermano en USA, a quien no veía hacia 10 años. Frustrada pero soñadora enseguida encontré la señal de la naturaleza que llenó mi espíritu y me demostró que la fortaleza ya existía dentro mío desde hacía mucho tiempo y ya me lo había probado a mi misma. Nada más no lo podía ver. Desde el otro lado del mundo, en lo alto de Grand Canyon de Arizona, silenciada por la inmensidad de esas fosas socavadas lenta y continuamente por un pequeño riachuelo desde hacía millones de años, pude tomar una perspectiva y encontrarme.
    “La fuerza está dentro de uno”, me recuerdo de la película de Star Wars. Dos semanas más tarde me encontraba de regreso en mi casa en Uruguay, con vista al campo, las vacas y caballos, preparando mi centro de operaciones Marketplaza SRL, con una laptop + banda ancha + teléfono + celular y los buenos contactos que yo misma había logrado. Prontamente ya tenía mis primeros contratos, armado mi equipo de consultores externos… y después llegó la gran sorpresa…
    Para convencerme de mis propias capacidades, premiarme por mi perseverancia y desarrollarme como individuo además de profesional, gane una licitación internacional para prestar asesoramiento técnico internacional en Costa Rica. Y aquí estoy, disfrutando del trópico y de la gente alegre, pero principalmente…creyendo en mi misma.

 

1 responses to “MUJER EN INNOVACIÓN TECNOLÓGICA – Inspiración, entrega y conocimiento. Dar el salto hacia adelante en el momento oportuno.” RSS icon


Leave a reply